AEAAR, Asociación entrerriana de Anestesia, Analgesia y Reanimación

Anestesia en pacientes pediátricos

Cualquier padre o madre que preparó su hijo para una operación quirúrgica sabe lo estresante que suele ser ese momento. Los anestesiólogos comprendemos esa preocupación y queremos que nuestros pequeños pacientes y sus familias lleguen a la cirugía en óptimas condiciones físicas y emocionales.

Por ello, a continuación les dejamos algunos consejos para poder sobrellevar esta situación esta situación de la manera más amena posible:

– La mejor forma de preparar a su hijo para esta nueva situación es explicarle con palabras cortas y sencillas qué es lo que va a suceder cuando entre al quirófano. Evite usar palabras técnicas que infundan temor o desconocimiento. No le mienta, no falte a la verdad.

– Es importante que concurran juntos a la entrevista preanestésica. En este primer contacto, además de valorar al paciente que va a ser intervenido quirúrgicamente, el anestesiólogo brindará, con palabras claras, una explicación sobre lo que sucederá antes, durante y después del acto anestésico-quirúrgico.

– Pueden preparar una lista con preguntas o bien hacer en ese momento todas las consultas que crean necesarias para informarse sobre el procedimiento.

– Recuerde que cuanto más estresados estén los padres, más temores y estrés experimentará el niño, y viceversa. No abonemos esa retroalimentación.

* Es vital que entiendan –tanto los padres como los niños– que la cirugía y la anestesia no son el problema, sino que forman parte de la solución. Brindar a la familia y al paciente las máximas condiciones de seguridad y bienestar es nuestro objetivo.

Comparte