AEAAR, Asociación entrerriana de Anestesia, Analgesia y Reanimación

Paro cardiorrespiratorio y respiración

En un contexto normal, una persona sana respira con un patrón regular y realiza, en reposo, de 15 a 20 respiraciones por minuto. Ante la sospecha de estar presenciando un paro cardiorrespiratorio, observá con atención la respiración de la víctima. La misma puede presentarse de la siguiente manera:

  • No respira. Los pulmones no funcionan.
  • Respiración agónica. Con este patrón de respiración, la víctima puede boquear o jadear, manteniendo tres o cuatro respiraciones irregulares por minuto, lo que causa que el cuerpo no reciba suficiente oxígeno. Esta dificultad puede manifestarse también mediante vocalizaciones extrañas y sacudidas involuntarias de los músculos.

Este tipo de respiración es interpretada erróneamente en muchos casos y ocasiona el retardo en el inicio de las maniobras y la activación de los equipos de rescate. Sin embargo, es una señal de alarma y puede ser sinónimo de un paro cardíaco.

Comparte