AEAAR, Asociación entrerriana de Anestesia, Analgesia y Reanimación

Tabaco y anestesia

Desde la Asociación Entrerriana de Anestesiología, Analgesia y Reanimación compartimos algunos consejos para los pacientes que deben someterse a una operación y son consumidores de tabaco.

  • Si fuma, procure dejar de fumar antes de la operación.
  • Si no puede dejar de fumar, incluso el fumar menos es beneficioso.

Cualquier momento es bueno para dejar de fumar. Pero el período perioperatorio es uno de los momentos en los que el paciente se muestra más dispuesto a modificar hábitos nocivos, por encontrarse más susceptible ante el hecho de estar enfermo. Al cesar el tabaquismo de forma previa, se reduce el riesgo de complicaciones respiratorias y complicaciones vasculares. Pero si continuamos sin fumar, además mejoraremos la cicatrización de la herida y la consolidación ósea.

Siempre, su anestesiólogo le recomendará dejar de fumar, y si realmente lo desea, puede derivarlo a un centro de ayuda o a su médico de cabecera. Todo lo que va a encontrar son beneficios, ya no solo para el momento de la intervención sino para el resto de su vida.

Por esta información y una suma de beneficios adicionales para el perioperatorio, recomendamos con énfasis concurrir a la consulta preanéstesica.

Comparte